septiembre 12, 2021

NSTM Planet

The Truth and Decentralization

¿Cuánto tiempo más se podrán sostener los sistemas democráticos en Latinoamérica?

La democracia nunca ha sido unidimensional, ha implicado tendencias hacia un lado o hacia otro, la libertad y la democracia se complementan aunque existe cierta intransigencia en los cambios. En la historia han existido distintas formas y sistemas de poderes que nos han mostrado el fracaso, y ante todo eso, la democracia siempre ha vuelto, porque es el mejor ápice de representación que cómo humanidad hemos inventado y conformado en varios puntos históricos. Desde la primera conformación que se conoce en la Grecia antigua, dónde cada decisión se tomaba con la decisión de todos los habitantes y de existir mala representación por parte de la autoridad elegida, entraba alguien nueva inmediatamente, en la actualidad eso ya no existe dada la sobrepoblación, pues los países que han adoptado la democracia, intentan llenar espacios de poder mediante un sistema representativo que intenta poner a quiénes un grupo de la población eligen, llámense legisladores, asambleístas, diputados, senadores… Pero sólo hemos intentado lograr tener una aproximación a lo que era la plena democracia.

Latinoamérica ha sufrido en su historia una falta de representación, o una excesiva representación de una parte que termina despedazando la creencias o formas de vivir de la otra. A finales del siglo XX, en la década de los 70’s,80’s, 90’s, las dictaduras militares estaban a plato servido en casi toda la región, esas dictaduras acabaron, empezaron gobiernos nuevos con reformas impuestas por países de primer mudo, y ante eso, se seguía manteniendo la pobreza. El gasto público excesivo de los gobiernos socialistas en la primera décadas de este siglo, significó un alivio necesario para las personas más pobres, pues durante mucho tiempo los antiguos gobiernos habían sólo acumulado riqueza pero no se habían preocupado por distribuirla ¿El problema? Se utilizó ese mismo gato público y obras públicas para vaciar las arcas, pues robaban bajo la modalidad de los sobreprecios.

En estos dos últimos años, y con la llegada de la pandemia, hemos podido notar cómo los sistemas de salud son importantes cuándo se trata de hacer frente a crisis, y en la mayoría de países de Latinoamérica esos sistemas colapsaron, porque los problemas que se solucionaron en el pasado eran sólo superficiales mientras los corruptos se llenaron los bolsillos de dinero. Actualmente vemos varias protestas alrededor del continente, con una inmensa inconformidad y extrema pobreza. La gente sólo está exigiendo tener una mejor calidad de vida, y por desgracias ese descontento, potencialmente puede poner de rodillas a las democracias en la región, logrando que en muchos países primen sistemas autocráticos.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: