septiembre 22, 2021

NSTM Planet

The Truth and Decentralization

El negocio de la pobreza

Existen situaciones que vemos y terminan siendo normalizadas por la sociedad. Las grandes empresas, las grandes industrias y los grandes bancos junto a sus grupos de poder, tienen creado un lobby en la mayoría de gobiernos en el planeta, disfrazados de ultra conservadores, cuando por detrás hay algo muy turbio, y es que estás personas han logrado y siguen buscando que la pobreza se vea y siga siendo normalizada, llama la atención ver como buscan seguir impulsando hace décadas, políticas que beneficien a los que más tienen y condenen a quienes escasean de recursos a no poder encontrar una manera de superar esa situación de extrema pobreza. Los más adinerados, no buscan más que seguir recaudando riquezas y no distribuirla, cuando saben que eso hace daño, porque termina haciendo que la economía sea lineal, más no circule y tenga una nula distribución para quiénes trabajan duro y esperan ver crecer sus ingresos.

Apple, Zara, Vogue, son sólo ejemplos de compañías denunciadas por explotación infantil, ya que gran partes de los materiales usados para la fabricación de sus productos, son recolectados por niños menores de 14 años en África, tomando en cuenta que estos componentes a menudo son altamente tóxicos y cancerígenos, y se les paga por minar este tipo de materiales no más que de 1 a 2 dólares al día, es una completa barbaridad, por eso cada vez que observo que ese tipo de empresas realiza campañas de ayuda sociales, no evito mirar de manera asqueante el como su hipocresía no es más que una estrategia de negocio para atraer potenciales entes publicitarios, mientras en el otro lado del mundo hay niños y personas ancianas muriendo por desenterrar recursos para ellos, sin estar bien remunerados. Por otro lado, en ciertas zonas de Chinas, la fabricación de componentes tecnológicos, raya la esclavitud, para empresas tecnologías ¿Chinas? Pues no, para empresas tecnológicas de occidente. Hay un lado deshumanizante en el comercio actual.

Es necesario agarrar con pinzas el falso humanismo mostrado por campañas publicitarias de inclusión, la única verdad, es que existe un lado oscuro en el comercio global, que debe alertar a los organismos internacionales, para que existan más regulaciones fuertes.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: