septiembre 12, 2021

NSTM Planet

The Truth and Decentralization

Pegasus: La negligencia de los gobiernos frente a la inseguridad informática

A diferencia de otros softwars de espionaje y recopilación silenciosa pero masiva de datos, Pegasus se apodera absolutamente de tu dispositivo móvil, accediendo al micrófono, a la cámara, al almacenamiento, a las conversaciones de cualquier red social, de cualquier repositorio de mensajes, incluso de tu caja segura de encriptación. Además de no ser detectado por ninguno de los sistemas informáticos que infecta, aquella herramienta de espionaje, hace que pueda introducirse a tu teléfono sin ser detectado, o que pudieses notar variaciones perceptibles. Una máquina de hackeo a todo motor. Entre los países más afectados por el hackeo están Azerbaiyán, Baréin, Hungría, India, Kazajistán, México, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Está tecnología, creada en Israel, se vendía a gobiernos con un único fin, rastrear a terroristas y criminales, pero al ser adquirido por gobiernos con altos índices de corrupción, los resultados fueron más de 50.000 personas influyentes alrededor del mundo espiados, entre ellos activistas, periodistas, candidatos políticos, hasta actuales presidentes, han sido víctimas de la intromisión.

En el año 2017 ya empezaron a salir a flote los primeros escándalos, en esos momentos se descubrió que en México el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieta, había adquirido ese software israelí para espiar a periodistas e incluso en la lista de espiados aparece el actual presidente de México Andres Manuel Lopez Obrador.

Este entramado deja en evidencia la falta de seguridad informática en instituciones, empresas, entes de control y poder. Pues el Internet es frágil, y como no existen legislaciones herméticas en países pobres que protejan la privacidad de sus ciudadanos, cualquier gobierno de turbo mete mano en la intimidad de la gente, aunque la excusa siempre es por seguridad, lo cierto es que tiene fines meramente electorales y de manipulación. Los periodistas que trabajaron en la identificación de los números, pudieron identificar a más de 1,000 personas provenientes de 50 países en cuatro continentes: entre ellos estaban miembros de la familia real árabe, 65 ejecutivos de empresas, 85 activistas de derechos humanos, 189 investigadores periodísticos, y más de 500 políticos, incluyendo funcionarios gubernamentales, ministros, diplomáticos, y de las fuerzas armadas. Los números de varios presidentes también aparecieron en la lista. La polémica continuará a lo largo de los meses, pues la en un último registro, la lista sigue arrojando nombres de personas de importancia y de no tanta, pasándose por encima la seguridad de los medios sociales y de mensajería.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: