Regiones enteras están quedando devastadas por el dramático cambio del clima. Rayando lo extremo, ya hay zonas en el sudeste asiático y en África, dónde millones de personas se han visto obligadas a desplazarse de esos territorios ya sea por la sequía, o por las precipitaciones de las corrientes. En un mundo con un ecosistema cayendo en la ruina, el gran dilema y problemática global a mediados de este siglo se centrará en la cantidad de refugiados climáticos de todas partes del mundo hacia países con climas todavía sostenibles y sistemas económicos medianamente funcionales. Tomando en cuenta que en los últimos 200 años, la población humana ha aumentado de manera preocupante, ya próximos a los 10.000 millones de habitantes, los gases de efecto invernadero y el decline de la estabilidad climática vienen acompañados de esos datos demográficos. Pero aún lo más terrible y poético, es que los responsables de esto, son los que sufren esas mismas consecuencias, cada vez son más las personas que pierden sus hogares a causa de los desastres relacionados con el cambio climático.

El derretimiento de los glaciales es veloz y sólo aumenta, eso pone en riesgo a la mayoría de ciudades costeras alrededor del mundo, ese tipo de cambios implicarán miles de millones de dólares en pérdidas para todos los países, implicará la extinción de especias y el desbalance en la producción alimenticia, ya que claramente estará afectando las plantaciones masivas de alimentos. Los fenómenos naturales siempre han existido, pero con el deterioro del aire, de las corrientes y la tala excesiva, han empeorado, colocándonos en riesgo a todos los seres humanos. Muchos programas ecologistas son ignorados por los gobiernos, o los toman con pinzas, porque para ellos puede implicar menos inversión, ya que muchas industrias le temen a tomar medidas que apaleen el daño. Es una guerra de intereses que puede significar raza humana versus la economía particular de quiénes son reacios a está problemática, sin entender que tarde o temprano los efectos nos llegaran a todos.

Optar por las energías renovables no sólo apalea ese probable futuro distópico, sino que aporta a una economía basada en el abastecimiento y en la reparación, viable y humana. Todavía se debate si nos encontramos o no, en un punto de no retorno, lo cierto es que tenemos que optar por salvar lo que podamos salvar de nuestro ambiente, y la mejor manera es ralentizando el eminente desastre con políticas estrictas tanto como para personas y empresas, para que se respete el equilibrio ambiental, ya que no es un tema del cuál se pueda debatir, porque se centra en dos aristas futuro de la humanidad o extinción progresiva.

Por Néstor

Un comentario en «Desequilibrio ambiental: El futuro colapso de los ecosistemas vitales a causa del cambio climático»

Deja un comentario

Translate »