septiembre 22, 2021

NSTM Planet

The Truth and Decentralization

El clasismo tecnológico

Los diferentes tipos de tecnologías han marcado una agenda económica bien fuerte para la gran mayoría de países desarrollados, ha sido un mercado tan masivo que frente ha la inmensa demanda de productos, ahora muchas de estás empresas tecnológicas han tenido que abrir fabricas en distintas zonas especiales, de está manera se producen dispositivos electrónicos de manera relativamente veloz y con la capacidad de llegar a cualquier zona del planeta, cómo es bien sabido que miles de millones de personas en la actualidad cuentan con dispositivos móviles que hacen de sus vidas laborales y personales muchos más llevaderas, pero junto con estos beneficios ha llegado la disrupción, y es que existen personas que discriminan a otras sólo por usar sistemas operativos como lo es Android, sí, suena descabellado pero ocurre, y esto tiene sus raíces en la falsa idea de qué si tienes un teléfono con IOS, en este caso un iPhone, implica que tienes una mejor situación económica frente a quiénes usan cualquier teléfonos con Android o que tenga cualquier otro sistema operativo. Si nos ponemos en contexto este tipo de mentalidad nace ya desde mucho antes con el clasismo común, pero con la diferencia que ahora se ha incluido a la tecnología cómo forma de «verificar» según ellos, si la persona es de clase alta, clase media o clase baja, es muy descabellado pensar que los prejuicios humanos también se ven reflejados en la tecnología, porque la tecnología fue inventada porque nos ayudaba a conectar más no a dividirnos.

Desde la experiencia propia he observado y analizado como cada vez que jóvenes son llamados a entrevistas de trabajo o para gestiones humanitarias de determinados partidos políticos con afinaciones económicas, son juzgados no por lo que pueden ofrecer, sino más bien por aquello que poseen, ya que esa manera retorcida de pensar que aquellos que tienen mejores productos o mejores recursos económicos tienen mejor educación y son menos propensos a cometer corrupción, es una ideología que lastima mucho a cualquiera de las otras clases, ya que no entienden que la dignidad humana está en todos los pisos económicos, y cualquier discurso que divida no es un discurso válido. Entonces podemos interpretar al clasismo tecnológico como el trato discriminatorio de una persona frente a otra sólo por el valor económico y social de la tecnología que tenga su dispositivo electrónico.

Pero frente ha estás actitudes existe una luz de esperanza, ya que en los últimos años los dispositivos móviles cada vez tienen menos diferencias en cuánto a capacidad, porque mientras más exista competencia por qué fabricante vende más, más nos acercamos a la singularidad tecnológica, que no es más que el punto en el que la capacidad exorbitante de almacenamiento de un dispositivo de $2000 sigue sobrando pero llena las mismas expectativas a sus usuarios que un dispositivo de cualquier otra marca por debajo de lo $500, ahí la diferencia de precio estaría en los materiales utilizados y en la perfección de detalles pero que para cualquier usuario de internet es casi imperceptible. No olvidemos que nos encontramos en una nueva era, dónde casi todo se mueve en el mundo digital, desde transacciones bancarias pasando por tesis y el basto mundo del entretenimiento, y con esto nacen nuevas formas de prejuicios impulsados por quiénes plasman sus capacidad de odio en el Internet, y eso es algo que no debe representarnos bajo ningún motivo.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: