El termino Eugenesia nace en el año 1883 por el naturista británico Francis Galton refiriéndose al «buen nacer», esté interés le nació poco después de leer el libro de Charles Darwin «El origen de las especies» (1859), dónde es expuesta la teoría de la evolución de las especies, dónde en su entendimiento, Galton encontró que los sistemas biológicos complejos cuentan con fallos en su desarrollo natural, y qué para que se establezca una adaptación optima ante los ambientes cambiantes, la evolución en las especies puede llegar ha tardar millones de años, tanto así que muchas especies se extinguieron porque su genética no tuvo suficiente suerte en adaptarse a los cambios que habían en sus entornos ambientales. Desde ahí esta terminología ha cobrado sentido, hasta el punto de haberse convertido en una corriente filosófica muy dudosa en cuánto a sus intenciones reales. Pues muchos fieles creyentes de ese movimiento proclaman la idea de limitación de reproducción para gran parte de la humanidad, para que así no nazcan más seres humanos con deformidades, agravantes fisiológicos o alguna condición médica que acarrearía atención para esa persona durante toda su vida, todo esto con el propósito de la disminución considerable de la población, una idea descabellada si tenemos en cuenta que consiste en una deliberada forma de control hacia el libre albedrío de las personas que han decidido tener hijos, y sobre todo a ver mal el hecho de que muchas madres decidan criar a sus hijos a pesar de tener alguna condición médica que limite sus funciones motoras o psicológicas.

Entre estos métodos encontramos a la esterilización, el control político sobre la cantidad de hijos que pueda tener una familia, la edición genética para que así quiénes nazcan no desarrollen enfermedades comunes, incluso para que tengan inmunidad ha virus como el VIH, la Viruela, el Sarampión, etc… Puede sonar esperanzador, que en las futuras generaciones este tipo de enfermedades ya no existan más, porque implicaría una mejor calidad de vida para nuestros hijos y nietos. Hasta que si seguimos revisando el tema de la eugenesia hay algo preocupante, también se busca el aumentar la capacidad intelectual y física de los futuros seres humano, y eso es tenebroso, porque abre las puertas hacia un mundo distópico, dónde existan seres humanos de primera y seres humanos de segunda, todo de acuerdo a las capacidades que tenga cada uno. Por lo tanto frente ha esos hipotéticos «Super humanos» los que sigan teniendo una genética «más débil» serán vistos como molestias, y sería una catástrofe para nuestra especie si se llegase ha eso. Por eso la importancia de que existan regulaciones en estos temas, que las instituciones globales de desarrollo científico tengan bases morales fuertes y limites que no permitan que se llegue ha tal magnitud. La iniciativa de querer mejorar la calidad de vida de las futuras generaciones, es generosa y correcta hasta cierto punto, porque como especie que ha enfrentado cambios bruscos del clima en el pasado, y en el futuro tendrá que buscar la manera de adaptarse a los climas extremos que desemboquen del cambio climático, no es descabellado abrir la puerta hacia la adaptabilidad humana. Lo contradictorio está en que si no existen regulaciones o directrices muy fuertes que no afecten al ser humano cómo tal, el futuro puede tornarse un lugar muy gris y más desigual de lo que podríamos imaginar.

Por Néstor

Un comentario en «El lado oscuro de la eugenesia y su silenciosa aplicación a la humanidad»

Deja un comentario

Translate »