Durante la historia se ha encontrado que la neurodiversidad no existía cómo terminó, etiqueta de causa, o realidad, todo esto por las particulares formas que tienen estás personas para entender el entorno, primero tengamos claro lo que es ser una persona neurodivergente, a diferencia de muchos de nosotros que podemos aprender y percibir las cosas de una manera estándar o determinada. Las personas neurodivergentes son aquellas que perciben, ven y sienten la realidad de una manera distinta, esto hace que en los estándares normativos se observen cómo personas raras e inclusive con problemas mentales. Pero lo cierto es que todas las personas con neurodivergencias tienden a no catalogar lo observable como realidad absoluta y encuentran una forma distinta para comprender aquello, por ejemplo las personas que viven con el síndrome de Asperger, algo particular en ellas es que perciben el entorno cómo una verdad firme de lo que se les muestra, y por ende no pueden interpretar el sarcasmo. Existen muchos tipos de neurodivergencias, también cómo las personas con autismo, que encuentra a la realidad de forma totalmente cambiada o en muchas veces opuesta, pero que con formas de comunicación adecuadas podemos entender lo que buscan transmitir, esto no los hace ni menos o más capaces intelectualmente sólo diferentes. Tenemos que tener muy en cuenta que la capacidad de procesar la información de un neurodivergente es diferente en casi todos los ámbitos.

Es muy complicado que las personas de a pie entiendan o encuentren formas de no discriminar a quiénes tienen por condición a la neurodivergencia, de hecho muchos casos de asperger, autismo, y hasta a las personas neuróticas no suelen ser diagnosticados dado el desconocimiento de muchos profesionales de la psicología. Para poder tener un diagnostico certero hace falta ir con profesionales extremadamente cualificados en el ámbito tanto neurológico como psicológico. Por eso es bueno educarse y de esa manera evitar caer en la ignorancia de juzgar, ya que en muchos dentro de la neurodivergencia terminan desarrollando una depresión muy aguda a causa de la presión social de mantener sus conocimientos y percibir las cosas al igual que otros, y eso termina siendo desgastante.

Durante toda la historia se ha tachado a la gran mayoría de estás personas como enfermas, y lo cierto es que al no tener una forma clara de comunicarse en una época medieval, eran apartados o puestos hasta lo último de la pirámide social. De hecho quizás muchos quiénes lean esto de pequeños en la escuela han conocido a un compañero es clases que se le dificultaba aprender o que le era difícil comunicarse, pues quizás ese niño es parte de la neurodivergencia pero dado que no existían mecanismos para la inclusión pedagógica de este grupo de personas, sencillamente eran etiquetados como los menos inteligentes, cuándo con las herramientas adecuadas pueden desarrollar una comprensión del mundo acorde o más afinada que el resto de personas. El conocimiento es poder, y cuándo se tienen conocimientos diversos de múltiples temas, se puede lograr un equilibro de armonía con el resto de la humanidad.

Por Néstor

3 comentarios en «Las Neurodivergencias y la falta de conocimiento por parte de la sociedad»
  1. Interesante su publicación, no estudié por muchísimas razones, pero de haberlo hecho, hubiera estudiado todo lo que tiene que ver con la mente humana tan compleja. Gracias por compartir sus conocimientos, así aprendo. 🙏🏻

Deja un comentario

Translate »