septiembre 22, 2021

NSTM Planet

The Truth and Decentralization

La normalización de la super inflación por parte de los sistemas monetarios en países en vías de desarrollo

El mundo está entrando a una etapa dónde la vida se está volviendo más cara. Pero cuándo nos enfocamos en los productos de primera necesidad, la realidad es que no deja de sorprender, y el punto crítico es que sólo va a empeorar. Al tener peso político, la inflación es un tema delicado y un talón de Aquiles para todos los gobiernos. Los precios varían, los precios cambian, de acuerdo a las posibilidades de comercio de cada una de las regiones, y cada cierto tiempo las cosas no hacen más que aumentar sus precios. Está vez la inflación afectará de manera arrolladora a países desarrollados. Durante las épocas de inflación la pobreza se dispara. En la actualidad se optó por el excesivo gasto público para suplir con las necesidades de la gente, pero cómo se recuperan los países de las grandes deudas, si los motores productivos siguen averiados, habrá que ver el desarrollo de las situaciones.

En el 2008, en la crisis inmobiliaria, existió una inmensa caída de los bienes raíces, y por ende fue desastroso para muchas familias y empresas. Otro ejemplo, el corralito en Argentina. Y por último lo triste que es Venezuela el día de hoy, destrozada por la hiperinflación y la devaluación completa de su moneda. La inflación no es mala cuándo oscila manteniéndose en un margen permisible para el tamaño real de cada economía.

Cuándo existe inflación, la manera más efectiva de combatirla, es sacar dinero de circulación, para que así el precio de la moneda se aprecie. ¿El problema? Hacerlo en la actualidad representaría una crisis catastrófica. Al estar todos interconectados de alguna u otra manera a una economía dolarizada, las monedas soberanas al darle a la maquina de la impresión. Los países suelen abusar de tener control del dinero, y la gente sufre, porque mucho de los que se ahorra desaparece, y los bienes se deprecian. El tema con el dólar Estadounidense, es que al tener el poder de la moneda hegemónica, pueden tomarse decisiones de excesiva impresión sin que eso implique un gran riesgo, pero está vez el gasto público es comparable, con la economía de Canadá, Israel y México juntos, y todo ese dinero en la actualidad está en circulación, por lo tanto contantemente se está inflando el dólar cada vez más.

Lo cierto es que la deuda que tuvieron que adoptar los países para hacer frente al COVID-19, tiene que ser cancelada, y en muchos países se traduce en hoyos económicos enormes. Parte por eso se han desatado protestas en muchos países latinoamericanos, porque al vislumbrar la salida de la pandemia, se topan con que la economía está tan golpeada, que muchas empresas han cerrado, millones de personas han quedado desempleadas, y tardará mucho tiempo llegar a la recuperación, si es que no es indefinida en algunos países, pues la corrupción sistemática en los gobiernos autoritarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: