noviembre 30, 2021

NSTM Planet

Analysis and digital opinion

Las autocracias y su influencia en la tecnología de la vigilancia: El camino abierto hacia una dictadura digital global

El internet nos cambió la vida como especie, de formas tan sorprendes, que las personas de hace tan sólo 20 años no lo hubiesen imaginado. La información está a la orden del día, en su alcance masivo en las distintas naciones. Podemos escribirles a las autoridades, podemos comunicarnos con instituciones tecnológicas en caso de molestias y daños ocasionados por sus servicios, en sí, el Internet nos interconectó de tal manera que podemos informarnos de peligros tales como la llegada de huracanes, tornados. Hace una década empezaron a darse regulaciones muy estrictas en cuánto a las políticas de privacidad, de seguridad, enfocada en las cadenas de noticias. Todo esto a raíz que los medios de comunicación, empresas tecnológicas y franquicias organizacionales decidieron pasarse al ciberespacio. Moldearon todo a su gusto y con una predisposición muy peculiar, trayendo sus forma de comunicar al Internet, y con ello sus prejuicios y restricciones. Los medios sociales, colocaron algoritmos con capacidad de aprender de los datos ya subidos en estás plataformas para así limitar los contenidos de los usuarios comunes en las redes sociales, y en caso que quieran acceder a las posibilidades de promoción y difusión, tengan que pagar por paquetes publicitarios, entonces así se aseguraron que los mejores inversores tengan más cabida que la población de a pie, desde ahí empezó el control digital, de nuestro lado y de forma progresiva.

En países con sistemas autoritarios ya se aprobaron decenas de leyes de control que se complementan con la tecnología, como el reconocimiento facial para monitorear el seguimiento de personas, la calificación de la población por puntos sociales que incluyen de castigo hasta la disminución de beneficios frente al sistema, cómo ya no poder coger bus sino ir caminando a sus lugares de oficio, o en muchos casos, hacer trabajos forzosos para compensar su comportamiento e ideas en contra del régimen de turno. Y lo que no les ha puesto un alto a estos países es la fuerza económica que tienen en el exterior, porque ofrecen productos y tecnología a costos bajísimos, y prestamos a un plazo extra largo si lo comparamos con la competencia, por lo tanto, los países que acceden a los beneficios disfrazados de control, suelen ser subdesarrollados, y no pueden denunciar las injusticias que ocurren ahí, porque al necesitar los ingresos, préstamos, servicios y tecnología, deciden callarse y no denunciar las injusticias que ocurren en esos lugares. El día de hoy en las redes sociales fue tendencia la represión policial que ocurrían en las protestas en Hong Kong, que es una zona autónoma especial de China, y ex colonia británica, a pesar de quedarle unas cuantas décadas más para gozar de ser una zona especial y que ha logrado ser uno de los lugares más democráticos del planeta, pero a raíz de la aprobación de la Ley de Seguridad por el gobierno Chino, que teóricamente podrían meter a cadena perpetua a una persona en Hong Kong sólo por salir a protestar pacíficamente, es decir China con esto consolida ser una dictadura absoluta, y lo peor es que está ley puede ser calcada en otros países con sistemas parecidos a este o que admiran esta forma de control, y eso es peligroso para la cultura internacional.

Es triste que a raíz del COVID19 mucha tecnología algorítmica de inteligencia artificial haya sido utilizada como excusa de detener la propagación del virus, cuando detrás estaban intereses de control sobre la población y el análisis masivo de todos sus datos abre un terrible precedente al autoritarismo global, asusta, porque podría sumergirnos a todos en una era de control y de falta de libre albedrío, nos dirigimos a un mundo distinto a lo que conocemos.

Múltiples organismos internacionales han denunciado este tipo de leyes impuestas para coacción poblacional, pero no pueden hacer mucho cuando se trata de estados blindados, creo que la respuesta estará en una educación tecnológica adecuada y humanista que busque el bien común, pero para hay tanto por hacer y superar, desde la depresión económica en la que cada vez estamos mas inmersos.

Es increíble pensar que el desarrollo económico ha logrado crear ciudades tan bellas con rascacielos espléndidos y riqueza poblacional, pero que todo esto se vea en peligro por el autoritarismo nos da que pensar, es tiempo de replantearnos cómo sociedad hasta que punto dejaremos que el estado tenga control de nuestros datos y del manejo de la información.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: