Press "Enter" to skip to content

Multinacionales farmacéuticas: La urgencia de una regulación de precios

¿Existe algo debatiblemente indispensable a parte del alimento, el aire, el agua, y la vida digna? Sí, la salud, y durante siglos el mundo de la medicina logró avanzar a tal punto, de qué es uno de los factores para que la calidad de vida de la humanidad haya aumentado en un promedio del 60%, se han creado tantas formas necesarias de medicina, que han logrado apalear y volver insignificantes a las enfermedades que en su momento eran consideradas una sentencia de muerte para aquel que recibía el diagnostico.

En un contexto más amplio, los fármacos son fabricados por industrias pertenecientes a empresas multinacionales, encargadas de abastecer a las pequeñas, medianas y grandes farmacias, acorde a la necesidad del público en general, es un negocio muy lucrativo  pero ya está empezando a mostrar fisuras, razón por la cual cada vez el escepticismo de las masas poblacionales crece. Y es que hay algo seguro, en los sistemas de salud pública de los países en vías de desarrollo y también de algunos desarrollados, los sobreprecios de las medicinas a menudo vienen con intereses turbios por parte de quienes las gestionan desde esos ministerios de gobierno, pero el lado más oscuro de la historia, está en que los empresarios encargados de hacer negocios, vendiendo a la población las medicinas, que para muchos son medicinas que deben de tomar por vida, les inflan los precios, en muchos casos hasta un 200%.

Tal y como ocurrido a componentes que llevaban epinefrina capaces de salvarle la vida a las personas que sufrían alergias ya sea por el camarón ya sea por la pelusa ya sea por el ambiente Ultra contaminado de varias ciudades este componente se encontraba en su día a $30 cada quien podía llevarlo en su bolso en su pantalón en caso de que sufriese alguna reacción alérgica Pero qué ocurre hace poco salió un registro de que el precio fue inflado hasta los $500. Por ende, y bajo millones de denuncias, existen medicamentos que los precios son fijados por intereses de enriquecimiento ilícito, más no bajo una correcta distribución, entendiendo que existen decenas de millones de personas que viven con condiciones que necesitan tratamientos, y que encima de eso, pertenecen al grupo de extrema pobreza.

Be First to Comment

Deja un comentario

Mission News Theme by Compete Themes.
Translate »